colores creatividad ludilo

Colores que estimulan la creatividad de los más peques

La elección de los colores adecuados para la zona de estudio ayudará a potenciar su desarrollo personal. ¿Comenzamos?

Varios estudios demuestran que las combinaciones de colores pueden ayudar a la mente a estar más despierta y ser más creativa. Aunque la mayoría de los colores estimulan el cerebro, cada uno provoca un efecto diferente.

SCHÖNER WOHNEN Haus

Espacio creado por Burkhard Heß

El color rojo es el más excitante y estimulante que incrementa la actividad en el cerebro, ideal para fomentar el interés. Ayuda a memorizar correctamente y mantiene a los niños en situación de alerta.
Por ello, no se recomienda utilizar el rojo en habitaciones de niños hiperactivos o que se distraen con facilidad. Juega con colores neutros en los grandes elementos para evitar que genere un exceso de energía.

El color naranja es el mejor color para activar la capacidad de aprender, produciendo un efecto vigorizante y estimulante de la actividad mental.

Espacio creado por Urbana1

El color azul es uno de los colores más utilizados para decorar las habitaciones infantiles porque ayuda a calmar la mente, facilita la concentración, disminuye el miedo y la tensión. Si tu objetivo es incrementar la creatividad y mejorar el ingenio de los niños, es una perfecta elección.

Espacio creado por KIMOBEL

El amarillo tiene un efecto estimulante sobre la mente, por lo que es una buena opción para utilizarlo en el espacio de estudio. Fomenta la actividad mental y la creatividad. Incluyendo ciertos toques en este tono, el ambiente se cargará de alegría.

El color blanco genera una atmósfera serena, ordenada y limpia. Ayudará a concentrarse plenamente en lo que están haciendo, sin distracciones. Si aprovechas la luz natural, mejorará el rendimiento escolar y la vista de los niños se verá reconfortada.

Por Esther Algara Barcelona

La gama de los verdes es de las más recomendables para aplicar en la zona de estudio de los niños. Es un color que reduce el estrés y refuerza la capacidad de concentración. Combínalo con blancos y grises para conseguir un ambiente luminoso.

Los colores rosas y violetas recrean la fantasía y el misterio, perfectos para aquellos niños que necesitan ayuda para desarrollar su lado más creativo. Consiguen que los más jóvenes estudien con concentración durante más tiempo. Intenta que desde la mesa de estudio no se vea la cama para que no se sientan atraídos.

Espacio creado por Contemporáneo

Y para los niños que necesitan invertir muchas horas de estudio, el marrón y los tonos café son las opciones ideales. Favorecen la concentración y la capacidad de retención por lo que les ayudará a rendir correctamente en los estudios.

¡Y ahora queremos saber qué piensas tú! ¿Qué color utilizarías para la zona de estudio infantil de los más peques?

 

Fuente: Houzz
Foto portada: P. Scinta Designs, LLC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *